Prevención

Métodos anticonceptivos más efectivos para adolescentes

Posted on September 3, 2008. Filed under: Noticias, Prevención | Tags: |

La proliferación de los embarazos no deseados en adolescentes ha motivado a la FIGO a hacer pública la recomendación de los métodos anticonceptivos  más efectivos para la juventud.

La Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia clasifica los métodos anticonceptivos para adolescentes en:

  • Preferentes: preservativo y anticoncepción hormonal oral. En el caso de tomar anticonceptivos orales, no se puede descuidar la protección contra las Infecciones de Transmisión Sexual. Por lo que los expertos recomiendan el uso combinado del preservativo y la píldora, conocido como el doble método, puesto que previene simultáneamente los embarazos no deseados y las Infecciones de Trasmisión Sexual.
  • Aceptables: diafragma y esponja vaginal, espermicidas y anticoncepción hormonal inyectable o intradérmica.
  • Menos aceptables: DIU, abstinencia periódica y ligadura de trompas y vasectomía.
  • De emergencia: Píldora del día siguiente. Su uso solo es justificable en el caso de que fallen otros métodos; por lo que debe entenderse como recurso en casos de emergencia.

Considerando que van dirigidos a jóvenes, estos métodos deben cumplir los siguientes requisitos:

  • ser efectivos,
  • fáciles de conseguir,
  • ser baratos,
  • fáciles de usar
  • ser reversibles, considerando la edad de la población.
Advertisements
Read Full Post | Make a Comment ( 1 so far )

Los padres deben ser la principal fuente de información para promover una educación sexual segura

Posted on July 10, 2008. Filed under: Lecturas Recomendadas, Prevención | Tags: , , |

En una época en la que muchas adolescentes se resisten a usar el condón como un método preventivo de enfermedades de trasmisión sexual y embarazos a destiempo y no deseados, el rol de los padres en la educacións sexual de sus hijos es imperante!

Fuente: Daily News en Español

Marcela Espíldora

La mayoría de los padres latinos fueron criados en familias y culturas con poca o nula comunicación sobre sexualidad, y muchos admiten sentirse incómodos y avergonzados al hablar de sexo con sus hijos. Una nueva guía busca crear el diálogo entre ambos, en un esfuerzo por reducir los altos índices de embarazo adolescente.

La guía “Parent Adolescent Communication about Sex in Latino Families” intenta dar pistas claras sobre cómo las familias pueden mejorar los niveles de comunicación acerca del comportamiento sexual juvenil, en un esfuerzo por reducir los altos índices de embarazo adolescente en la comunidad latina.

Según datos entregados por The Campaign to Prevent Teen and Unnplanned Pregnancy, fundada en 1996, 3 de cada 5 adolescentes latinas quedan embarazadas por lo menos una vez antes de los 20 años, lo que equivale a casi el doble del promedio nacional.

“A los padres se les dice que deben hacer algo al respecto, pero no se les da ninguna orientación real en términos de qué debieran hacer”, señalan los responsables de la investigación.

“La guía abarca desde recomendaciones generales a estrategias específicas que los padres necesitan considerar en términos del contenido de lo que deben hablar. Hay dos cosas que los padres deberían hacer: una, ser muy claros acerca de sus valores y de lo que esperan de sus hijos, y segundo, escuchar lo que sus hijos dicen”, agregan.

La guía es el resultado de más de ocho años de investigaciones realizadas con familias latinas en la ciudad de Nueva York. Ante esas experiencias, el documento arroja que las principales barreras en la comunicación entre padres y adolescentes latinos son la incomodidad y vergüenza de los primeros para hablar de sexualidad con sus hijos.

La guía deja en claro que los adolescentes están en menor riesgo si los padres son la principal fuente de información en materia de sexualidad. Cuando no hay una guía de los padres, los adolescentes buscarán otras fuentes como los amigos o Internet. De esa forma, pueden recibir información incorrecta.

“Cuando los jóvenes perciben que sus padres están disponibles y accesibles, ellos los sienten como dignos de confianza. En la guía hablamos sobre la importancia de compartir y de encontrar tiempo en su vida diaria para hacer actividades juntos”, dice el profesional.

La guía, de más de 20 páginas, está disponible en el sitio http://www.thenationalcampaign.org/, o se puede pedir una copia gratuita, contactándose con The Nacional Campaign en la misma página Web.

Read Full Post | Make a Comment ( 1 so far )

Cómo saber si ¿estoy o no embarazada?

Posted on June 1, 2008. Filed under: Prevención, Salud |

Definitivamente los comentarios que recibimos por parte de nuestras lectoras y lectores nos van indicando qué les interesa saber y qué necesitamos publicar en este blog. Recientemente una joven que estaba utilizando uno de los métodos anticonceptivos más efectivos, nos escribió porque pensaba que estaba embarazada.  A continuación cómo saber si estás o no embarazada.

Cómo estar razonablemente seguros de que la mujer no está embarazada

Uno puede estar razonablemente seguro de que la usuaria no está embarazada si ella no presenta ningún síntoma (ver la sección “Historia”, más abajo) ni signos (ver la sección “Examen físico”) de embarazo y si presenta algunas de las condiciones descritas a continuación:

  • No ha tenido relaciones sexuales desde su última menstruación.
  • Ha utilizado en forma correcta y consecuente otro método confiable.
  • Se encuentra dentro de los primeros siete (7) días después de una menstruación normal.
  • Se encuentra dentro de las (4) cuatro semanas del posparto (para las mujeres no lactantes).
  • Se encuentra dentro de los primeros siete (7) días postaborto.
  • Está lactando en forma completa y está en amenorrea, y se encuentra dentro de los seis (6) meses posparto (ver abajo a: “Dependencia de la amenorrea de la lactancia”).

Historia de los síntomas de embarazo:

  • Menstruación ausente (o alterada).
  • Náusea (con o sin vómitos).
  • Fatiga (persistente).
  • Dolor a la presión/palpación en las mamas (y agrandamiento de las mismas).
  • Incremento en la frecuencia de la micción.
  • Percepción materna de movimientos fetales (síntoma tardío: a las 16 a 20 semanas de gestación).

Examen físico. Examen físico rara vez es necesario, excepto para descartar un embarazo de más de seis (6) semanas cuando el agrandamiento uterino comienza a hacerse evidente. Más tarde (cerca de las 18 semanas), es posible escuchar el latido cardíaco del feto con un estetoscopio y el examinador puede percibir los movimientos fetales.

Laboratorio. En algunos lugares, las pruebas de embarazo no son de mucha ayuda ni prácticas debido a que, aquéllas que tienen una sensibilidad elevada (positivas +/- 10 días después de la concepción) por lo general son costosas. No obstante, en casos donde la posibilidad de embarazo sea difícil de descartar, una prueba de embarazo de alta sensibilidad podría ser útil, siempre que se tenga acceso fácil a la misma, que no sea demasiado costosa y que forme parte de la práctica clínica de rutina.

Dependencia de la amenorrea de la lactancia. El Método de la Amenorrea de la Lactancia (MELA) es un método anticonceptivo de eficacia elevada (protección del 98% durante los primeros seis meses del posparto en mujeres que estén lactando en forma completa o casi completa y que estén en amenorrea). La eficacia del MELA en el segundo semestre del posparto está bajo estudio, pero se requiere investigación posterior (159). (ver Método de la amenorrea de la lactancia)

El prestador de servicios puede estar razonablemente seguro de que una mujer no está embarazada si se encuentra aún en amenorrea, está dentro de los primeros seis meses del posparto, está lactando en forma completa o casi completa* y no tiene síntomas clínicos de embarazo. Aun cuando las pruebas de alta sensibilidad para determinar el embarazo no estén disponibles o sean costosas, y una mujer que haya cumplido los seis meses del posparto solicite un DIU** o los implantes Norplant o los anticonceptivos inyectables, se puede estar razonablemente seguro de que no está embarazada si la mujer mantuvo la lactancia a una frecuencia elevada*** y está aún en amenorrea.

Debe señalarse que en las mujeres lactantes en forma completa o casi completa, el sangrado durante las primeras ocho (8) semanas (56 días) del posparto no se considera como un sangrado “menstrual”.

*La lactancia “completa” incluye el lactar en forma exclusiva o casi exclusiva (dejar que el niño pruebe sólo ocasionalmente el agua o algunos alimentos) de día y de noche. La lactancia “casi exclusiva” significa que se dan alimentos suplementarios pero los mismos representan una parte mínima de la dieta del lactante.

**Reviste mayor importancia descartar un posible embarazo antes de insertar un DIU que antes de iniciar los métodos hormonales, debido al riesgo de una pérdida o aborto espontáneo séptico.

***Una mujer que lacta 10 veces al día o más, o que más del 80% de la alimentación que le dé a su lactante es leche materna, se encuentra bajo un riesgo menor de ser fértil. Es óptimo lacta antes de cada suplemento alimentario.

Fuente: Population Report

Read Full Post | Make a Comment ( 4 so far )

Métodos Anticonceptivos

Posted on May 13, 2008. Filed under: Prevención | Tags: , , , , , , |

Para contestar una serie de preguntas que me hizo llegar una lectora y cibernauta acerca de algunos métodos anticonceptivos, me encontré con este trabajo, que considero muy completo y conciso, en la web sobre los métodos anticonceptivos.

A continuación proveo el enlace para los interesados:

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS

Dr. Amilcar Rios Reyes

Read Full Post | Make a Comment ( 1 so far )

Consecuencias del embarazo en la adolescencia

Posted on April 28, 2008. Filed under: Estadísticas, Noticias, Prevención, Reportaje | Tags: , |

Jaclin Campos

El embarazo en la adolescencia genera un círculo vicioso difícil de romper. Los hijos de una menor de edad tienen un 80 por ciento de probabilidades de engendrar hijos también en la adolescencia, informa el ginecólogo Alejandro Paradas Caba.

Las consecuencias sociales de este problema son, pues, prolongadas y no se limitan exclusivamente a la salud física y sicológica de la menor y del recién nacido, si es que el bebé finalmente ve la luz, ya que la mitad de los embarazos en adolescentes no son deseados y muchos terminan en aborto.

Lejos de disminuir, el problema aumenta. Según Paradas Caba, hace alrededor de 15 años la tasa de embarazos en adolescentes se estimaba entre el 15 y el 20 por ciento. Hace seis años, la Encuesta Demográfica y de Salud Endesa 2002 estableció que el 41 por ciento de las jóvenes de 19 años estaba o había estado embarazada. Los resultados de la Endesa 2007 aún no están disponibles.

Para el especialista, esa tendencia, similar en naciones con un perfil demográfico y sanitario comparable al de República Dominicana, se debe a la ausencia de educación y orientación sexual tanto en el hogar como en la escuela.

“La educación sexual es la mejor herramienta con que deberíamos contar todos los sectores involucrados en esta situación”, afirma el ginecólogo.

Debemos educar para prevenir embarazos en las adolescentes

La educación sexual no debería postergarse. En el país, la edad promedio del inicio de relaciones sexuales ha descendido hasta 12 años, informa el ginecólogo Alejandro Paradas, citando investigaciones sobre el tema.

A los adolescentes no se les instruye sobre las consecuencias de iniciar relaciones íntimas a una temprana edad y, debido a su perfil sexual -contacto con distintas parejas y alta frecuencia de encuentros-, las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos precoces los asechan.

Las muchachas llevan una carga más pesada. Un embarazo en la adolescencia repercute en el ámbito sicológico y social, pues la menor no tiene madurez suficiente para enfrentar la maternidad y a esto se suma el estigma, la expulsión o la deserción escolar y la falta de alternativas para continuar con su proyecto de vida.

Las consecuencias de salud, por otro lado, incluyen parto prematuro, enfermedad hipertensiva del embarazo, cesárea, aumento en el riesgo de morbilidad y mortalidad infantil y materna.

Visto el panorama al que se enfrenta la adolescente embarazada, tanto la familia, como la escuela, el Estado, las instituciones de servicio y las sociedades científicas, deben asumir su cuota de responsabilidad para paliar el problema.

“La educación sexual es una responsabilidad compartida”, dice Paradas Caba. “En el sector educativo debe introducirse el tema no como una forma de promover el inicio de las relaciones sexuales y el uso de métodos anticonceptivos, sino como una forma de empoderar a esa población para que tome decisiones sobre una base clara y con información confiable… a fin de crear conciencia sobre las cosas que pueden ocurrir”.

Para ello, no se debe esperar a que los jóvenes alcancen la mayoría de edad o lleguen a la universidad, como proponen algunos sectores. Para entonces quizás ya sea demasiado tarde.

Pero ¿pueden padres, médicos y maestros contrarrestar la presión de los grupos de amigos? En opinión de Paradas Caba, podrían “lograr mucho”. “Es una forma de empezar a cambiar las tendencias -comenta- y de reconocer que la escuela tiene un papel importante en este tema”.

En este sentido el médico ginecólogo sugiere buscar alternativas como la educación de pares, es decir, que adolescentes, formados para tal fin, lleven el mensaje de orientación y prevención a sus coetáneos.

Los jóvenes tienden a rechazar los planteamientos de un adulto pues consideran que la persona mayor se opone a todo cuanto ellos desean.

Fuente: Listín Diario

Read Full Post | Make a Comment ( 6 so far )

« Previous Entries

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...