El embarazo durante la juventud

Posted on June 18, 2008. Filed under: Salud | Tags: , , , , , , , , , , , |

Fuente: Medline Plus

Es aquel que ocurre en mujeres de diecinueve años o menos.

A menudo la familia, la escuela y la comunidad no proporcionan información clara y específica sobre el comportamiento sexual y sus consecuencias a los adolescentes. La “educación sexual” que muchos de ellos reciben proviene de compañeros mal informados o sin los conocimientos necesarios.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La tasa del embarazo en la adolescencia ha declinado permanentemente desde que alcanzó su punto más alto en 1990, debido en gran parte al incremento en el uso de condones. De hecho, la tasa de nacimientos entre las mujeres jóvenes con edades de 10 a 14 ha caído a su nivel más bajo en casi 50 años.

Debido a que ningún método anticonceptivo es completamente efectivo, la abstinencia (no tener relaciones sexuales) es la única forma segura de prevenir el embarazo. Una adolescente sexualmente activa, que no utilice anticonceptivos, tiene un 90% de probabilidades de quedar embarazada en un año.

Las razones por las cuales los adolescentes tienen sexo y lo hacen sin adoptar métodos efectivos de anticoncepción es un tema de debate. A continuación, se citan algunas de ellas:

  • Los adolescentes adquieren su madurez sexual (fertilidad) aproximadamente cuatro o cinco años antes de alcanzar su madurez emocional.
  • En la actualidad, los adolescentes se están desarrollando en una cultura donde sus amigos, la televisión, las películas, la música y las revistas generalmente transmiten mensajes directos o sutiles, en los que se sugiere que las relaciones prematrimoniales (específicamente las que los comprometen) son comportamientos comunes, aceptados e incluso esperados de ellos.
  • Con frecuencia, no se ofrece educación acerca de los comportamientos sexuales responsables e información clara y específica con respecto a las consecuencias de las relaciones sexuales (el embarazo, las enfermedades de transmisión sexual y los efectos psicosociales). Por lo tanto, la mayor parte de esta “educación sexual” está llegando a los adolescentes a través de los compañeros mal informados o no informados.

En comparación con otros países industrializados, los Estados Unidos tiene las tasas más altas de embarazos, abortos y nacimientos entre los adolescentes, a pesar de que los demás países tienen tasas de actividad sexual similares o mayores.

Dentro de los factores potenciales de riesgo de embarazo en las adolescentes están:

  • Las salidas tempranas (las citas a la edad de 12 años están relacionadas con una probabilidad del 91% de tener relaciones sexuales antes de los 19 años y las citas a la edad de 13 se asocian con una probabilidad del 56% de actividad sexual durante la adolescencia).
  • El consumo de alcohol u otras drogas, incluyendo los productos del tabaco.
  • La deserción escolar.
  • La falta de sistemas de apoyo o tener pocos amigos.
  • La falta de participación en actividades escolares, familiares o comunitarias.
  • La percepción baja o nula de oportunidades para el éxito personal.
  • La vida en comunidades o la asistencia a escuelas en donde la procreación a una edad temprana es común y vista como norma y no como un tema de preocupación.
  • Crecer en condiciones de pobreza.
  • Haber sido víctimas de abuso sexual.
  • Ser hija de una madre que tuvo su primer parto a una edad de 19 o siendo aún más joven.

Síntomas

Los síntomas del embarazo son, entre otros:

Signos y exámenes

La adolescente puede o no admitir que ha tenido relaciones sexuales. Usualmente se presentan cambios de peso, con más frecuencia es un aumento, pero puede haber también pérdida, si las náuseas y vómitos son intensos. En el examen físico, el médico puede encontrar aumento en el perímetro abdominal y el fondo uterino o parte superior del útero agrandado puede ser palpable.

El examen pélvico puede revelar la coloración azulada o violácea de las paredes vaginales, una coloración igual y ablandamiento del cuello uterino y también ablandamiento y aumento en el tamaño del útero.

Tratamiento

Es importante hacer un repaso completo de las opciones disponibles para las adolescentes embarazadas.

El aborto es una opción potencial, pero las leyes estatales varían con respecto a si una adolescente soltera puede practicárselo legalmente sin el consentimiento de los padres. En el caso de las adolescentes casadas, puede ser necesario el consentimiento del esposo.

Otra opción es el dar a los niños en adopción después del parto, pero la mayoría de las adolescentes deciden continuar con el embarazo y quedarse con el bebé.

El cuidado prenatal temprano y adecuado, preferiblemente por medio de programas especializados en embarazos de adolescentes, asegura el nacimiento de bebés más sanos. Se debe desaprobar firmemente el consumo de cigarrillo, el consumo de alcohol y la drogadicción, y ofrecer métodos de apoyo que ayuden a la adolescente embarazada a alejarse de tales comportamientos.

La nutrición adecuada debe asegurarse a través de la educación y de la disponibilidad de los recursos de la comunidad. Se debe hacer hincapié igualmente en que la embarazada haga ejercicio y duerma adecuadamente. Después del parto, es necesario brindar a las adolescentes información y servicios sobre los métodos anticonceptivos para que así eviten nuevos embarazos.

Se debe estimular y ayudar a las adolescentes embarazadas y a las que ya han dado a luz a que continúen en la escuela o que sigan cualquier tipo de programa educativo que las capacite para poder sustentar a su hijo financiera y emocionalmente, y enfrentar la crianza en forma apropiada. El cuidado infantil accesible y de costo apropiado es un factor muy importante para que las madres adolescentes continúen sus actividades escolares o comiencen a trabajar.

Expectativas (pronóstico)

Las mujeres que tienen su primer hijo durante la adolescencia tienen una mayor probabilidad de tener en general más hijos. Estas mujeres tienen menos probabilidades de recibir el apoyo del padre biológico de sus bebés, de terminar sus estudios y de establecer una independencia y estabilidad financiera adecuada que les permita sostenerse a sí mismas y a sus hijos sin necesidad de recursos externos.

Las madres adolescentes casadas tienen mayor probabilidad (del 80% o más) de experimentar el divorcio, que aquellas mujeres casadas que posponen su maternidad hasta los 20 años de edad.

Los bebés que nacen de mujeres adolescentes tienen mayor riesgo de presentar problemas de desarrollo. Así mismo, las niñas que nacen de madres adolescentes tienen más probabilidad de convertirse en madres adolescentes igualmente y los niños varones tienen una tasa superior al promedio de ser arrestados y encarcelados.

Complicaciones

El embarazo en la adolescencia se asocia con mayores tasas de morbilidad y mortalidad, tanto para la madre como para el niño.

Las adolescentes embarazadas tienen un riesgo mucho mayor de morir o sufrir complicaciones médicas graves como toxemia, hipertensión inducida por el embarazo, anemia grave, parto prematuro o placenta previa.

Los hijos de adolescentes tienen una probabilidad de 2 a 6 veces más de tener bajo peso al nacer que aquellos cuyas madres tienen 20 años o más. La principal causa de esto es la prematurez, pero el retraso en el crecimiento intrauterino (crecimiento inadecuado del feto durante el embarazo) también juega su papel.

Las madres adolescentes tienen más probabilidad de mostrar comportamientos que no son saludables, los cuales dejan al bebé en mayor riesgo de presentar crecimiento inadecuado, infección o dependencia de sustancias químicas. Igualmente, cuanto más joven sea la madre por debajo de los 20 años, mayor será el riesgo para el bebé de morir durante el primer año de vida.

Por lo tanto, el control prenatal oportuno y adecuado es de vital importancia para las adolescentes embarazadas.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si se presentan síntomas de embarazo.

El médico también puede brindar asesoría con relación a los métodos de planificación familiar o riesgos del embarazo.

Prevención

Existen muchos tipos diferentes de programas de prevención del embarazo en la adolescencia.

Los programas de educación para la abstinencia que estimulan a las jóvenes a posponer la iniciación de la actividad sexual hasta el matrimonio o hasta que estén lo suficientemente maduras y preparadas para manejar la actividad sexual y un posible embarazo en una forma responsable.

Los programas basados en el conocimiento se dirigen a enseñar a las adolescentes a conocer su cuerpo y sus funciones normales, y a suministrar información detallada sobre los métodos anticonceptivos.

Los programas con enfoque clínico brindan un acceso más fácil a la información, asesoría médica y servicios de anticoncepción. Muchos de estos programas funcionan a través de clínicas ubicadas en las escuelas.

Los programas de asesoría por parte de compañeros que generalmente involucran adolescentes mayores y respetadas que invitan a otras adolescentes a resistirse a las presiones sociales y de los compañeros para llegar a involucrarse sexualmente. Estos programas tienden a tomar más un enfoque vivencial, ayudando a las adolescentes a personalizar los riesgos. Estos programas de asesoría de compañeros también le brindan a aquellas adolescentes, que ya están involucradas en actividades sexuales, las habilidades para la negociación dentro de las relaciones sentimentales y la información que necesitan para obtener y utilizar los anticonceptivos en forma efectiva.

Make a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

%d bloggers like this: