El yoga y el agua ayudan a reducir el dolor en el parto

Posted on June 3, 2008. Filed under: Salud | Tags: , , , |

Aunque el embarazo es un proceso natural que se desarrolla por si mismo, la mujer gestante puede hacer mucho para que todo se desarrolle de la mejor manera posible. El buen desarrollo del feto requiere que se adopten durante la gestación una serie de medidas y cuidados que además de beneficiarle permitirá que la madre viva esta experiencia de forma agradable.

Muchas veces, cuando algo cuesta mucho trabajo y es muy doloroso, se dice que “es peor que un parto”… y es que el parto, no nos engañemos, es un proceso que requiere de la mujer un gran esfuerzo y que se acompaña de molestias y dolores; pero es muy importante tener en cuenta que la mujer puede contribuir en gran medida a tener un parto menos laborioso o doloroso.

Las mujeres que dan a luz de forma serena y sabiendo lo que pueden hacer para que todo vaya lo mejor posible, tienen un parto mucho más satisfactorio, menos doloroso, y con frecuencia más sencillo que las mujeres que no se preparan para ello y que tienen en consecuencia el miedo irracional que provoca un hecho que se desconoce por completo.

La preparación al parto o Educación Maternal consiste en una serie de ejercicios que enseñan a la mujer a tener plena confianza en ella misma y en su capacidad para controlar y favorecer el nacimiento de su hijo; además le ayudará a reducir la tensión y el dolor al mínimo, para que el parto sea una experiencia realmente gozosa y feliz. Las preparaciones maternales, son una práctica cada vez más extendida en el sistema sanitario. Con la finalidad de investigar y profundizar en esta labor asistencial, al mismo tiempo que ampliando el abanico de posibilidades, para ofrecer un trabajo más rico y plural dentro de la preparación maternal, surge la Preparación Maternal en el Agua (PMA).

El agua como medio rico y polifacético, nos permite numerosas posibilidades de trabajar, que no se pueden mejorar, ni tan sólo igualar, con el trabajo en tierra; aún más en el caso de mujeres con dificultades de movimiento a causa de un sobrepeso, problemas circulatorios, así como para las que padecen edemas. Dentro del medio acuático la comunicación verbal disminuye, pero en cambio es muy rico en el aspecto visual, colorido y de las miradas, que nos transmiten un cúmulo de sensaciones que podemos aprovechar para fortalecer el vínculo educadora-mujer, así como la relación que se establece entre madre-feto.

La educación maternal en el agua representa la hidrocinesiterapia, palabra griega que significa “movimientos terapéuticos en el agua”. El agua va a producir una serie de efectos en la gestante como son:

Efectos mecánicos: Va a permitir que el cuerpo de la gestante flote, gire y se desplace con un mínimo esfuerzo

Efectos térmicos: La piel de la gestante tiene dos funciones principales dentro del agua como regulador térmico (aislante) o como irradiador de calor

Efectos hidrocinéticos: Potencia y resistencia muscular, movimientos articulares con poco esfuerzo neuromuscular, aumenta la confianza de la gestante dentro del agua, reduce el dolor y las tensiones musculares y disminuye la presión que soportan los discos intervertebrales.

Efectos psicológicos: Fortalece el vínculo con el bebé, al sentirse rodeada como él por el agua y permite la visualización del parto, tanto a nivel dinámico como a nivel estático.

Hay que tener en cuenta que no es una contraindicación que la gestante no sepa nadar, con que la embarazada sepa flotar BASTA.

La preparación maternal en el agua puede iniciarse desde la semana 12 hasta el término de la gestación, siempre y cuando no exista contraindicación médica. Algunos factores a tener en consideración son el tamaño de la piscina (debe ser NO menos de 6x12m.), la profundidad (1.20-1.30 mts.), la temperatura (entre 27 y 32 grados) y duración de la sesión dentro del agua (máximo de 45 minutos), iniciándose con un calentamiento en tierra de 5-10 minutos.

Entre los principios básicos que debe tener el entrenador para realizar un programa de educación maternal en el agua están: la motivación, el conocimiento del medio, la capacidad de captar la atención de las embarazadas, el conocimiento de las características individuales de cada gestante, el refuerzo de habilidades y progreso, fomentar la cohesión grupal, informar de la finalidad de los ejercicios, evitar el exceso de información dentro de la piscina, estar presente durante toda la sesión, recoger el material utilizado y respetar las normas de la instalación.

“El agua hay que captarla, sentirla, tocarla y pensarla”

Lola Serrano Raya. Matrona. Hospital “San Juan de la Cruz”(Úbeda) Jaén.

Fuente: http://www.aamatronas.org

Make a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

%d bloggers like this: