Cómo evitar los calambres durante el embarazo

Posted on March 23, 2008. Filed under: Salud | Tags: , |

Una de las molestias físicas que puede experimentar una mujer cuando está embarazada, son los dolores de espalda y calambres, que se presentan, por lo general, en la parte baja del cuerpo, desde la cintura para abajo.

Según estudios realizados, las mujeres más proclives a experimentar estos dolores son aquellas que ya los hayan sufrido en embarazos anteriores o de forma previa regular –sin estar embarazadas- o aquéllas que no tenían buen estado físico.

Asimismo, aseguró que el lugar en donde con mayor frecuencia se presentan estos dolores es “en la zona posterior baja de la pelvis hacia ambos costados de la línea media, a aproximadamente unos 5 cm”.

Si bien su intensidad dependerá de cada caso, el dolor suele presentarse en la parte posterior de los muslos y, frecuentemente, confundirse con el nervio ciático. Es muy posible que estos malestares se incrementen a medida que se va acercando la fecha de alumbramiento.

Con respecto a los calambres en la zona de los gemelos, su aparición es más común durante el tercer trimestre del embarazo y afecta de un 30 a un 50 por ciento de las mujeres en cinta. Si bien pueden durar sólo segundos, suelen ser tan fuertes que dejan un dolor residual que puede durar incluso horas.

Para disminuir este dolor y prevenir los calambres, se aconseja:

  • Cualquier mujer que considere la posibilidad de traer un hijo al mundo debería ocuparse por tener un estado físico saludable, mantener posturas corporales correctas y realizar, de forma periódica, ejercicios de elongación y tonificación muscular.
  • Los deportes más indicados para prevenir estos malestares son: la natación, el yoga, caminatas y la gimnasia acuática.
  • Para aliviar los dolores, si se trata de dolores leves, se recomienda cambiar de postura, descansar sentada con las piernas estiradas y elevadas -a la altura de las caderas- (y flexionarlas ligeramente para cambiar el eje pélvico). Para dolores más intensos se aconseja reposo, calor seco o húmedo, y ejercicios suaves. Los analgésicos –siempre que sean indicados por un médico- pueden ayudar. Si son dolores muy intensos: reposo, baños de inmersión calientes y anti-inflamatorios. Si persisten, se recomienda realizar una resonancia magnética para ver que no se trate de algún trastorno más grave de columna que nada tenga que ver con el embarazo.
  • Estirar los músculos, sobre todo, antes de dormir, ya que por lo general surgen cuando la mujer descansa.
  • Para aliviar, se sugiere colocar la zona afectado bajo el agua caliente.
  • Hay ocasiones en que se puede suministrar calcio o magnesio.

Make a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

%d bloggers like this: